La última reforma del Impuesto sobre Sociedades prevé, para los ejercicios iniciados en el 2015, un nuevo beneficio fiscal, en términos generales, para los sujetos pasivos del Impuesto que tributen al tipo del 25% y también aquellas de nueva creación las cuales tributan al 15%.

Así, los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades podrán reducir su base imponible en  un 10% correspondiente al importe del incremento de sus fondos propios, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

– Mantenimiento del incremento de los fondos propios durante 5 años, salvo por la existencia de pérdidas contables en la entidad. Excepción: separación de socios, régimen especial de fusiones y aplicación obligatoria por la normativa mercantil.

– Dotación una reserva por el importe de la reducción, que deberá figurar en el balance con absoluta separación y título apropiado y será indisponible durante el plazo de 5 años.

– El importe de la reducción no puede superar el 10% de la Base Imponible menos la compensación de Bases Negativas de ejercicios anteriores.

En caso de insuficiente base imponible para aplicar la reducción, las cantidades pendientes podrán ser objeto de aplicación en los períodos impositivos que finalicen en los 2 años inmediatos y sucesivos al cierre del período impositivo en que se haya generado el derecho a la reducción pero con el límite del 10%.

El incremento de fondos propios viene determinado por la diferencia Leer el resto de esta entrada »

Etiquetas: ,