El artículo 102 de la nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades vigente desde el 1 de enero de 2015 establece la libertad de amortización en determinados casos y circunstancias que paso de detallar a continuación.

– Los elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias (también son válidas los bienes adquiridos mediante arrendamiento financiero) deben estar afectos a actividades económicas y puestos a disposición del contribuyente en el período impositivo en el que se cumplan las condiciones

– Durante los 24 meses siguientes a la fecha del inicio entren en funcionamiento y la plantilla media total de la empresa se incremente respecto de la plantilla media de los 12 meses anteriores, y dicho incremento se mantenga durante un período adicional de otros 24 meses.

– La cuantía de la inversión que podrá beneficiarse del régimen de libertad de amortización será la que resulte de multiplicar la cifra de 120.000 euros por el referido incremento calculado con dos decimales.

Para el cálculo de la plantilla media se tomará en cuenta la jornada contratada en relación a la jornada completa. Así, un empleado a jornada completa computará 1 mientras que una a media jornada computará 0,5.

En el supuesto de que se incumpliese la obligación de incrementar o mantener la plantilla se deberá proceder a ingresar la cuota íntegra que hubiere correspondido a la cantidad deducida en exceso más los intereses de demora correspondientes.

Etiquetas: , , ,