El pasado martes 21 de julio de 2015 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoria de Cuentas, en que se establecen multitud de novedades en el campo de la la Auditoria de Cuentas.

Uno de los más esperados era la ampliación de los denominados “límites de auditoria de cuentas“.

Así, como regla general, las sociedades que puedan formular balance en modelo abreviado no estarán obligadas a someterse a auditoria contable para los ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016, dando cumpliendo la normativa europea que regula los estados financieros anuales de las pequeñas empresas ya que el sometimiento a la auditoria puede constituir una carga administrativa significativa para esa categoría de empresas, a pesar de que, en numerosas pequeñas empresas, los accionistas y los directivos son las mismas personas y, por tanto, la certificación de sus estados financieros por terceros presenta para ellos un interés limitado

De esta forma, los nuevos limites serían los siguientes:

a) total del balance: 4 000 000 euros

b) volumen de negocios neto: 8 000 000 euros

c) número medio de empleados durante el ejercicio: 50 empleados.

Ahora bien, las sociedades perderían esta posibilidad de formular las cuentas abreviadas (y por tanto estarían sometidas a revisión) si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de las circunstancias a que se refiere el párrafo anterior.

(…)

Cuatro. El apartado 3 del artículo 257, queda redactado como sigue: «3. Cuando pueda formularse balance en modelo abreviado, el estado de cambios en el patrimonio neto y el estado de flujos de efectivo no serán obligatorios.»

(…)

4. Lo previsto en la disposición adicional décima (información de los pagos efectuados a las Administraciones Públicas), en la disposición final cuarta (modificación del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital) apartados cuatro a seis, doce y trece, en la disposición final primera (modificación del Código de Comercio), en la disposición final quinta (Modificación de la Ley del Impuesto sobre Sociedades) y en la disposición final decimotercera (Régimen jurídico de la reserva por Fondo de Comercio) será de aplicación a los estados financieros que se correspondan con los ejercicios que comiencen a partir de 1 de enero de 2016.

(…)

 

Ley 22-2015 de 20 de julio de Auditoría de Cuentas