La Directiva 2013/34/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 26 de junio de 2013 sobre los estados financieros anuales establece la nueva definición de pequeña empresa. En concreto establece que:

Los estados financieros anuales y consolidados deben auditarse. El requisito de que se certifique mediante un informe de auditoría si los estados financieros anuales o consolidados ofrecen una imagen fiel de conformidad con el marco de información financiera pertinente no debe entenderse en el sentido de restringe el alcance de tal informe, sino de que clarifica el contexto en que se expresa. Los estados financieros anuales de las pequeñas empresas no deben someterse a esta obligación de auditoría, ya que puede constituir una carga administrativa significativa para esa categoría de empresas, a pesar de que, en numerosas pequeñas empresas, los accionistas y los directivos son las mismas personas y, por tanto, la certificación de sus estados financieros por terceros presenta para ellos un interés limitado

Así, veamos que entiende la Unión Europea como “pequeña empresa”

Se entenderá por pequeña empresa aquella que, en la fecha de cierre del balance, no rebase los límites numéricos de por lo menos dos de los tres criterios siguientes:

a) total del balance: 4 000 000 euros

b) volumen de negocios neto: 8 000 000 euros

c) número medio de empleados durante el ejercicio: 50 empleados.

Pues bien, estos serían los nuevos límites para la auditoria. Ahora bien, el plazo de transposición de la presente Directiva por los Estados miembros es de 3 años. Por tanto, como muy tarde, para los ejercicios contables iniciados en el 2016, las pequeñas empresas que no rebasen 2 de los límites antes señalados no tendrán la obligación de someterse a auditoria contable.

Sin embargo, el Estado miembro puede adelantar la aplicación de esta Directiva. En el caso de España, se prevé que se adelante la aplicación de esta Directiva para los ejercicios iniciados 2015, lo que puede suponer la eliminación de trámites burocráticos y una mejora del marco reglamentario de las PYMES.

Se adjunta DIRECTIVA 2013-34-UE sobre los estados financieros anuales