¿Qué entidades sujetas al Impuesto sobre Sociedades se pueden aplicar los incentivos fiscales previstos las entidades de reducida dimensión (ERD)?

En término generales, las ERD son aquellas entidades sujetas al Impuesto sobre Sociedades cuya cifra de negocios habida en el período impositivo inmediato anterior sea inferior a 10 millones de euros.

Ahora bien, dichos incentivos no resultan de aplicación cuando la entidad tenga la consideración de entidad patrimonial en los términos establecidos en el apartado 2 del artículo 5 de esta Ley.

En el caso de entidades de nueva creación, la cifra de negocios se referirá al primer período impositivo en que se desarrolle efectivamente la actividad. Si el período impositivo inmediato anterior hubiere tenido una duración inferior al año, el importe de la cifra de negocios se elevará al año.

Asimismo, es importante señalar que cuando la entidad sea parte de un grupo de sociedades (artículo 42 del Código de Comercio), el importe neto de la cifra de negocios se referirá al conjunto de entidades pertenecientes a dicho grupo, teniendo en cuenta las eliminaciones e incorporaciones que correspondan por aplicación de la normativa contable.

¿Qué ventajas o beneficios fiscales tienen estas entidades a partir del 1 de enero de 2015?

Libertad de amortización para los elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias cuando la plantilla media total de la empresa se incremente respecto de la plantilla media de los 12 meses anteriores, y dicho incremento se mantenga durante un período adicional de otros 24 meses.

Amortización acelerada de los elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias y del inmovilizado intangible: podrán amortizarse en función del coeficiente que resulte de multiplicar por 2 el coeficiente de amortización lineal máximo previsto en las tablas de amortización oficialmente aprobadas.

– Pérdidas por deterioro de los créditos por posibles insolvencias de deudores hasta el límite del 1% sobre los deudores existentes a la conclusión del período impositivo.

– Reserva de nivelación de bases imponibles