Hoy comentaré doctrina administrativa. En concreto la Consulta vinculante número 1333 de 19 de mayo de 2014 de la que reproduzco un extracto al final de este artículo. Para el caso del Impuesto sobre Sociedades, la entidad responsable para emitir doctrina administrativa corresponde a la Dirección General de Tributos. La importancia de la doctrina no es baladí dado que resulta vinculante para los cuerpos de aplicación de los Impuestos, esto es, la Inspección de tributos. Así, podríamos considerar las resoluciones a las consultas de tributos por la Dirección General de Tributos como de obligado cumplimiento para todos los órganos la Administración tributaria conforme a los establecido en el artículo 12 de la Ley General Tributaria.

Tras esta aclaración, el consultante pregunta si existe alguna limitación para la aplicación para la deducción por Inversiones en Canarias. Existe una limitación del 50% de la cuota íntegra, pero dudan si esta cuota íntegra se refiere a la individual de la entidad establecida en Canarias o la cuota íntegra global del grupo. La respuesta de la DGT es: el límite de sobre la cuota íntegra se aplica sobre la cuota íntegra del sujeto pasivo. en este caso, al tributar en régimen de consolidación fiscal, el sujeto pasivo es el grupo consolidado.

Así, el límite del 50% aplica sobre la cuota íntegra del grupo consolidado y no sobre una cuota teórica que procediera calcular sobre las rentas obtenidas en territorio canario.

Asimismo, entiende que debe operar el mismo criterio para aquellas entidades que operan en todo el territorio español con respecto a las inversiones realizadas en Canarias, beneficiándose toda la cuota íntegra generada por la entidad con independencia de donde se haya producido el beneficio efectivo.

 

Hechos/cuestión:

La entidad consultante es la dominante de un grupo de consolidación fiscal, que tienen por actividad principal la de telecomunicaciones. Para llevar a cabo dicha actividad dispone de un establecimiento permanente en Canarias donde se efectúan las inversiones locales necesarias para la adecuada prestación de servicios.

 (…)

Teniendo en cuenta que la cuota íntegra es un concepto único, que se define en el artículo 29 del TRLIS, como la cantidad resultante de aplicar a la base imponible el tipo de gravamen, el límite específico del 50% aplica sobre la cuota íntegra de la entidad, en los términos señalados y no sobre una cuota teórica que procediera calcular sobre las rentas obtenidas en territorio canario.