Con caracter general, se pueden beneficiar de la revalorización de activos previsto en la Ley 16/2012 de manera voluntaria los siguientes:

1.- Los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades (ISoc)

2.- Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)  que realicen actividades económicas, que lleven su contabilidad conforme al Código de Comercio o estén obligados a llevar los libros registros de su actividad económica.

3.- Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR) con establecimiento permanente en España.

El inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias serán susceptibles de revalorización conforme al artículo 9 de la Ley 16/2012. Ahora bien, hay que tener en cuenta que las correspondientes amortizaciones también tendrán que ser actualizadas conforme a los coeficientes de actualización salvo en el caso de los inmuebles, respecto a los cuales podrá optarse por su actualización de forma independiente para cada uno de ellos.

Los contribuyentes que se acojan a este beneficio fiscal tendrán que presentar el Modelo 108, “Gravamen único sobre revalorización de activos de la Ley 16/2012″ que deberán presentar por Internet.

A continuación os dejo el enlace de la Orden que aprueba dicho modelo:

Orden HAP/636/2013, de 15 de abril, por la que se aprueba el modelo 108, «Gravamen único sobre revalorización de activos de la Ley 16/2012

Este modelo deberá presentarse conjuntamente con la declaración del ISoc o del IRNR, o del IRPF correspondiente al año 2012. Es importante señalar que la presentación de la declaración fuera de plazo supone la no aplicación de las operaciones de actualización por lo que resulta fundamentar su presentación e ingreso en tiempo y forma.

Cuenta de “Reserva de revalorización”

Según dispone el artículo 9 de la Ley 16/2002, el importe de la revalorización deberá figurar en la cuenta «reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre», que formará parte de los fondos propios.

Coeficiente

Con anterioridad a 1 de enero de 1984….2,2946

En el ejercicio 1984 ….2,0836

En el ejercicio 1985 ….1,9243

En el ejercicio 1986 ….1,8116

En el ejercicio 1987 ….1,7258

En el ejercicio 1988 ….1,6487

En el ejercicio 1989 ….1,5768

En el ejercicio 1990 ….1,5151

En el ejercicio 1991 ….1,4633

En el ejercicio 1992 ….1,4309

En el ejercicio 1993 ….1,4122

En el ejercicio 1994 ….1,3867

En el ejercicio 1995 ….1,3312

En el ejercicio 1996 ….1,2679

En el ejercicio 1997 ….1,2396

En el ejercicio 1998 ….1,2235

En el ejercicio 1999 ….1,2150

En el ejercicio 2000 ….1,2089

En el ejercicio 2001 ….1,1839

En el ejercicio 2002 ….1,1696

En el ejercicio 2003 ….1,1499

En el ejercicio 2004 ….1,1389

En el ejercicio 2005 ….1,1238

En el ejercicio 2006 ….1,1017

En el ejercicio 2007 ….1,0781

En el ejercicio 2008 ….1,0446

En el ejercicio 2009 ….1,0221

En el ejercicio 2010 ….1,0100

En el ejercicio 2011 ….1,0100

En el ejercicio 2012 ….1,0000

Tipo de gravamen

El tipo de gravamen único asciende al 5% del saldo acreedor de la cuenta “reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre”.

Otras obligaciones formales

Deberá incluirse en la memoria de las cuentas anuales correspondientes a los ejercicios en que los elementos actualizados se hallen en el patrimonio de la entidad, información relativa a los siguientes aspectos:

a) Criterios empleados en la actualización con indicación de los elementos patrimoniales afectados de las cuentas anuales afectadas.

b) Importe de la actualización de los distintos elementos actualizados del balance y efecto de la actualización sobre las amortizaciones.

c) Movimientos durante el ejercicio de la cuenta «reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre», y explicación de la causa justificativa de la variación de la misma.

El incumplimiento de lo anterior podría suponer hasta una multa de de 200 euros por cada dato omitido en los primeros 4 años y de 1000 euros en los siguientes con el límite de 50% del saldo total de la cuenta “reserva de revalorización”.