Como muchos de Uds. saben, tenemos hasta el 2 de julio de 2012 para presentar nuestra declaración-liquidación (autoliquidación) del Impuesto sobre la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio 2011.

En el caso de que sea a devolver y la autoliquidación se presente dentro del plazo, la Administración Tributaria debería efectuar la devolución en el plazo de 6 meses a partir de la finalización del plazo voluntario de presentación, esto es, hasta el 2 de enero de 2013.

Una vez pasada esa fecha, se devengaría intereses de demora a favor del contribuyente hasta que la Administración Tributaria ordene el pago de la devolución. Estos intereses de demora se deberán abonar sin necesidad de que el contribuyente lo solicite.

No obstante, el contribuyente puede solicitar en la delegación/administración de la Agencia Estatal de la Agencia Tributaria que le corresponde según su domicilio información sobre el estado de su devolución, y así como presentar un escrito reclamando que se ordene el pago de la devolución y el pago de los intereses de demora que correspondan.

A su vez, si la respuesta no os satisface, pueden presentar una queja/sugerencia ante el Consejo para la Defensa del Contribuyente.