La deducción por inversión en vivienda habitual ha sido suprimida desde el pasado 1 de enero de 2011 para aquellos contribuyentes con bases imponibles anuales superiores a 24.000 euros  aproximadamente (de 18.000 a 24.000 de forma parcial y gradual).

Sin embargo, para proteger los derechos adquiridos por aquellos contribuyentes que haya comprado su vivienda habitual antes de 1 de enero de 2010 y se han venido disfrutando de esta deducción.

Por tal motivo, los legisladores decidieron que los contribuyentes con una base imponible a superior a 18.000 euros anuales que hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2011 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma, seguirán beneficiando de la antigua deducción a pesar de que su base imponible superior a 24.000 euros anuales.

Así, las personas que hayan adquirido «bajo plano» inmuebles que utilizarán como vivienda habitual y hayan satisfecha alguna cantidad para su construcción antes de 1 de enero de 2011, podrán seguir beneficiándose de la antigua deducción aunque su base imponible sea superior a los 24.000 euros.

Asimismo, las deducciones practicadas con anterioridad a 1 de enero de 2011 por las cantidades depositadas en cuentas vivienda no perderán la deducción practicadas, siempre que tales cantidades se destinen exclusivamente a la adquisición de vivienda, aunque realicen la compra posteriormente del 1 de enero de 2010 y su base imponible anual sea superior a 24.000 euros.

Asesoría Samuel Nevado

Tfno: (+34) 901 955 210

Tfno oficina: (+34) 822 201 404